Noticias

Miquel Pongiluppi, Premio de Honor de Publifestival 2013

Trabajó 7 años en Sociedad Nestlé en el lanzamiento y desarrollo de los productos congelados Findus. Luego pasó al campo de la publicidad, trabajando 15 años con Luis Bassat y sus muchachos en la creación de la pequeña agencia “Bassat y Asociados” que luego se convirtió en “Bassat Ogilvy”. En 1.990 fundó su propia agencia “Pongiluppi & Guimaraes” con Ferràn Guimaraes, y a partir del 2001 terminó su última etapa profesional asociandose con la agencia Yellowstone Advertising. Ha sido miembro activo de la Asociación de Publicidad y Vicepresidente del Club de Marqueting de Barcelona.

En el ámbito social, en 1.990 se incorporó como voluntario profesional y miembro del Patronato de la Fundació del Banc dels Aliments, como responsable de Comunicación de la entidad social: creación y producción, desde la agencia, de las memórias anuales, y de todas las campañas y piezas publicitarias, en aquellos momentos dirigidas a las empresas fabricantes de productos alimenticios con el objetivo de convertirlas en empresas donantes de sus excedentes de productos alimenticios no comercializables pero perfectamente consumibles, para ser distribuidos entre las personas necesitadas del entorno. Todo ello sin cargar honorarios por su trabajo profesional dedicado a este fin social..

Desde el 2010, forma parte, como voluntario y responsable de comunicación, de la TPS (Taula de Participació Social de Cataljunya), que es un espacio de diálogo entre las entidades sociales dedicadas al ámbito penitenciario y el Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya. La parte social de la TPS la forman 9 miembros, que representan a las 93 entidades sociales en Catalunya que trabajan en favor de las personas privadas de libertad. Durante el 2010 y el 2011, crearon y produjeron la campaña multimedia “Obrim la Porta a la Rehabilitació”, que tuvo una fuerte repercusión ciudadana gracias a la colaboración desinteresada de los medios de comunicación, con el objetivo de generar un cambio en la opinión pública respecto al mundo de la prisión, poniendo de manifiesto que la seguridad ciudadana que todos deseamos, se consigue más facilmente con la rehabilitación y la reinserción social de las personas privadas de libertad, que con la represión y las condenas más largas. La segunda parte de esta campaña, prevista para el 2012, se ha visto truncada de raíz por la retirada total de la subvención del Departament de Justícia de la Generalitat. que la hizo posible.

Su lema ha sido y sigue siendo: alimentos y libertad para quien no los tiene, procurando retornar a la sociedad una parte de lo que he ido recibiendo de ella.

 

Arriba